El Gobierno cántabro y el Poder Judicial mantendrán la colaboración para la formación de los jueces

Aunque entiendo que unos cursos como estos pueden servir para un mejor entendimiento entre administraciones a la hora de financiar la necesaria infraestructura de la Justicia de este país, esto suena demasiado a relaciones incestuosas. Se parece a los cursos que pagan las farmacéuticas a los médicos para que prescriban sus medicamentos en lugar de genéricos o los de otras marcas. No sé, quizá si el Poder Judicial se percibiera más como un poder independiente de la Administración, no me vendrían estas imágenes a la cabeza…

Miembros de la comisión de formación del Gobierno de Cantabria y el CGPJ (Foto: Nacho Romero)

https://www.cantabria.es/detalle/-/journal_content/56_INSTANCE_DETALLE/16413/8565154

Si es formación, y no adoctrinamiento, está bien y se entiende.

La separación de poderes es un planteamiento esencial en nuestro sistema político, pero es utópico aspirar a que no exista relación entre poderes; quizá esto último fuera hasta exagerado, ante el hecho evidente de que todos vivimos juntos.

Por ejemplo, también aspiramos a que la educación y formación sean dirigidos por el Estado. En este enfoque, la noticia es normal. Lo aterrador sería que Endesa o CocaCola fueran los colaboradores en esta tarea.

De todas formas, a mí lo que me haría más ilusión es que Gobierno y Judicatura colaborasen para educar, con carácter de obligación, en la formación de los políticos. Muchos no tienen suficiente idea de qué son las Leyes y cómo funcionan. El de “político” es el ÚNICO trabajo oficial en nuestro país para el que no se exige ninguna formación previa.