El Gobierno Regional pone en marcha un Plan Renove (cambio coches + 10 años)

Enlace a la noticia

Martín con los representantes de los concesionarios de vehículos de Cantabria (Foto: Lara Revilla)

El consejero, Francisco Martín, calcula que podrán comprarse 2.000 vehículos

Santander - 30.09.2019

El consejero de Innovación, Industria, Transporte y Comercio, Francisco Martín, ha informado a los concesionarios de vehículos de Cantabria de la publicación hoy en el BOC (Boletín Oficial de Cantabria) del Decreto que regula la concesión directa de las subvenciones del Plan Renove Eficiente, que con 1,9 millones de euros se destinará a la adquisición de nuevos vehículos. Martín, que ha justificado estas ayudas ante la negativa evolución de las ventas de vehículos en Cantabria y ante la necesidad de proporcionar un estímulo al sector “para recuperar el tono de las ventas del año pasado”, ha recordado que el plan se ha elaborado con la colaboración de ASECOVE (Asociación de Concesionarios Oficiales de Vehículos de Cantabria), cuya presidenta, Natalia de los Arcos, lo ha calificado como “balón de oxígeno” para su sector empresarial.

Según ha informado Martín, este plan pretende hacer frente al incremento de emisiones de gases de efecto invernadero, así como rebajar la edad media de los vehículos de Cantabria que en 2018 era de 13,7 años de antigüedad. El consejero ha recalcado que las ayudas no son para cualquier tipo de vehículo, ya que se trata de “achatarrar” vehículos de más de 10 años para poder adquirir un vehículo de motor convencional que ha de tener 120 gramos o menos de emisiones por kilómetros recorrido. Las ayudas se aplicarán a tres tipos de vehículos, los convencionales de gasolina y gasoil de menos de 120 gramos de emisión, que recibirán una ayuda de 750 euros; los híbridos de menos de 120 gramos de emisión, en cuyo caso la ayuda será de 1.500 euros y los eléctricos puros que podrán recibir hasta el 25 por ciento del precio de venta al público hasta un límite de 6.000 euros.

Martín considera que el plan supone una buena oportunidad para comprar y espera que con esta medida se pueda recuperar la tónica de la media nacional de venta de vehículos, además de retirar de las carreteras de Cantabria coches de 10 años o más. El consejero también ha destacado el hecho de que las ayudas van dirigidas a la retirada de los coches de menos de 120 gramos de emisión que son los de gama más sencilla y de baja cilindrada que generalmente se asocia con conductores de nivel adquisitivo medio.

Las ayudas se mantendrán hasta el 31 de enero y el decreto podrá modificarse en caso de que los concesionarios observen posibles mejoras para los ciudadanos. También que el objetivo es que se agote la partida presupuestaria que aproximadamente se aplicará a unos 2.000 coches. Finalmente, Martín ha recomendado a los potenciales compradores que no esperen mucho tiempo para decidirse a comprar, “porque cuando se acabe la partida presupuestaria se acabará la subvención”.

La presidenta de ASECOVE, Natalia de los Arcos, ha dicho que el plan es beneficioso para los concesionarios y para sus empleados, ya que aumentará las ventas de vehículos; para la Administración, porque aumentará la recaudación vía impuestos y tasas y, finalmente, para los ciudadanos, porque abaratará el precio de los coches y retirará del mercado los coches antiguos mejorando el medio ambiente y la seguridad vial.

Está bien que se ayude a la industria, aunque siempre evitando que contamine. En el caso de la industria automovilística, aunque suene a que soy un talibán del ecologismo, a mi me parece que crean muchísima basura. Imagínate, ¡ponen en la calle 1000 y pico kilos de chatarra para servir a una sola persona, en la mayoría de los casos! A mi me parece un gran despilfarro de recursos.

Pero en fin, hasta que ese paradigma de sociedad no cambie, algo que puede llevar lustros, creo que vamos a tener que fastidiarnos y felicitarnos de que se den estas iniciativas de subvencionar a la industria del automóvil.

Eliminar trastos de las carreteras tiene un punto de necesidad, pero me gustaría que, además de subvenciones a los automóviles eléctricos, se hiciera un esfuerzo aún mayor por impulsar los puntos de servicio eléctricos. Esto es, lugares donde cargar vehículos eléctricos, e híbridos, que son más. Mientras esté una toma eléctrica en Pinto y otra en Valdemoro, la gente no se va a atrever a comprar el tipo de vehículo que más nos interesa a la Humanidad, si no queremos quedarnos sin planeta para vivir.

Hace un par de años escribí en una encuesta que hacía el Gobierno Regional a la gente sobre un plan de sostenibilidad que estaban preparando. No recuerdo ahora en dónde lo pusieron… En fin, varias personas indicamos algunas ideas. Yo puse esa. No sé qué fue de aquello, pero han pasado varios años, dos o tres, y no he visto reflejo de nada de lo que dijimos allí. En fin, la política tiene sus ritmos… ¡A ver si nos convertimos en una fuerza capaz de acelerarlos!

Sin ánimo de generar una polémica infructuosa, opino que esta iniciativa del gobierno va dirigida más que nada a estimular las ventas de los concesionarios (de capa caída últimamente, según parece) con la excusa tan en boga de reducción de la contaminación y bla bla bla… Porque no hay que olvidar de dónde salen esas subvenciones, de los impuestos que pagamos. En definitiva, nuestros impuestos acaban mejorando la cuenta de resultados de concesionarios y fabricantes de vehículos contaminantes, aunque menos que antes, según dicen.

1 me gusta

Necesariamente, científicamente, parece ser así. Si fuera por sostenibilidad, lo científico es fabricar y reparar (y fabricar con vistas a reparar). En las “cuentas raras” que hacen no se calcula la energía y contaminación producida por achatarrar, ni para fabricar un nuevo vehículo, sumadas. Je. Es como si el coche que compras llegase del Cielo, inmaculado y sin pecado…

1 me gusta

…y cuando los ciudadanos desarrollan motu propio soluciones a esto, incluso se sabotean, para vender más coches. Los avances en informática están posibilitando el uso de transporte compartido. Pero, hábilmente, se ha centrado al público en las variantes empresariales de la idea (Uber, Cabify…). En cualquier caso, se ahoga, se oculta, se soterra el uso compartido sin ánimo de lucro (lo más ético y ecologista). A más: ahora el tema está en convencer al comprador de que no compre, ¡que haga un renting! ¡Y se le da un coche nuevo cada cinco años si pagas toda tu pu*a vida! El colmo. Y es “lo que se lleva ahora”.

El motivo que presenta el titular de la noticia no solo es falaz. Como todo lo falso, lleva lógicamente a deducciones falsas: los ricos contaminan menos que los pobres, pues cambian sus autos con más frecuencia. Hala, jódete y baila.

Hola @javigallardolaredo, ¡te damos la bienvenida al Foro La Plazoleta! Nos alegramos de tu participación en esta comunidad.

Te rogamos que edites tus comentarios para evitar un aumento artificial de tu presencia en el foro. A medida que la persona usuaria gana niveles de confianza (usuario/a habitual, miembro, líder…), el tiempo disponible para editar aumenta, pero ya deberías disponer de un tiempo suficiente para hacerlo con tu nivel de usuario básico actual.

Gracias por adelantado.

1 me gusta

Usted perdone, Sr. Administrador. Es que tras publicar, me releo, me cabreo, y me contesto a mí mismo. (Me lo estoy tratando :grinning:)

1 me gusta

No hay nada que perdonar. Solo recuerda que puedes volver a abrir el editor de comentarios y añadir lo que creas conveniente, sea fruto de tu cabreo o de un repaso sosegado.

En todo caso, gracias por participar en el foro.

:wink: